Salud bucal y Navidad
17 diciembre 2017
Salud bucal y obesidad
5 febrero 2018

Estética facial en Omidental

Te sorprendería saber la cantidad de personas de tu entorno que se han realizado algún tratamiento de estética facial. Aunque éstos aún provocan cierto rechazo en algunos, que seguramente los asocian con un rostro demasiado artificial; lo cierto es que estos tratamientos pueden conseguir un resultado absolutamente natural y que cada día ayudan a miles de personas a sentirse más a gusto con su cuerpo. Éste campo ha evolucionado mucho en los últimos tiempos, y hoy en día comprende un amplio abanico de técnicas con las que tu dentista (si, tu dentista) puede eliminar esos pequeños desperfectos que tanto te molestan.

La estética facial no sólo se realiza en las clínicas de cirugía plástica; y cada vez son más los dentistas que empiezan a ofrecer a sus pacientes un abanico de tratamientos poco invasivos con los que mejorar el aspecto de nuestro rostro. ¿Qué es un tratamiento poco invasivo? Son aquellos que se realizan sobre una zona muy localizada, que no tienen tiempo de recuperación y que se realizan con un mero anestésico local; no suponen una intervención importante y se administran en cuestión de minutos.

Muchos dentistas han decidido combinar su práctica odontológica con pequeñas intervenciones cosméticas. A fin de cuentas ¿qué es una boca bonita si no cuenta con un rostro que la acompañe? El objetivo de la estética facial son sobre todo los signos del envejecimiento, como las líneas de expresión y las arrugas; aunque también pueden utilizarse para tonificar y mejorar el aspecto de cualquier piel.

En general, cuando hablamos de estética facial nos referimos al uso de sustancias como el Botox, el Ácido Hialurónico o la Hidroxiapatita Cálcica. Éstos materiales inyectables son de uso muy extendido, totalmente biocompatibles y con millones de pacientes a sus espaldas. En manos de un especialista, se utilizan para realzar la piel y devolverle un aspecto terso y suave. Sus efectos son temporales y, siempre que se utilicen con mesura, sorprendentemente naturales. Empleados en combinación el resultado es aún mejor.

Las sustancias de relleno se utilizan para borrar arrugas y devolverle la juventud al rostro, y se complementan a la perfección con otros tratamientos como el Dermarroller o la Dermoabrasión que sirven para tonificar y regenerar la piel y estimular su crecimiento. El número de tratamientos disponibles es muy elevado, y puedes tener la seguridad de que existe uno perfectamente indicado para esa pequeña imperfección que no te puedes quitar de la cabeza.

Contrariamente a lo que muchos creen, el resultado de estas técnicas de estética facial cuando son ejecutadas por un especialista experimentado es sorprendentemente natural y sutil; tanto, que las personas de tu entorno sólo notarán un aspecto más fresco y jovial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *