EL TABAQUISMO, ENEMIGO DE LOS IMPLANTES
28 enero 2019
Calidad de vida implícita en el cuidado de tu salud dental
2 mayo 2019

Halitosis

Muchos pacientes nos consultan en referencia al temido fantasma del mal aliento, la halitosis. En Omidental, cuidamos todos los aspectos de tu salud bucodental y los síntomas que te alertan y a los que debes atender.

El mal aliento o halitosis es una problema para las personas que lo padecen por el olor desagradable que pueden llegar a tener en la boca  y que según los estudios afecta a gran cantidad de personas en aspectos de las relaciones interpersonales.

Los hábitos en ocasiones escasos de higiene bucal o enfermedades bucales de diferente origen pueden provocarla. Muchas veces generado por la placa bucal o problemas periodontales, caries, el tabaco … se conoce este tipo como halitosis oral.

La halitosis extraoral, siendo de otro tipo, es la causada fuera de la boca como su nombre lo indica. La más común es la originada por trastornos en el aparato respiratorio, sistema digestivo o por problemas hepáticos o renales.

El mal olor de tu boca tiene que ver con las bacterias y las causas pueden ser entre otras:

  • La disminución de la salivación durante el sueño,  puede causar mal aliento por las mañanas.
  • Tabaquismo, es una causas más frecuente de la aparición de la halitosis
  • Los alimentos que consumes tales como el ajo, la cebolla, el alcohol también puedes causar mal aliento
  • La falta o inadecuada higiene bucodental, provoca el aumento de las bacterias.
  • Infecciones víricas , sinusitis o enfermedades digestivas pueden desencadenar en halitosis.
  • Algunos medicamentos, favorecen la sequedad de la boca, otros liberan sustancias químicas y pueden provocar mal olor.

Los tratamientos para la halitosis se basan en el caso de la de origen oral, en la disminución de las bacterias que causas ese incómodo olor, que en ocasiones se convierten en un problema social y que lleva al aislamiento de quien lo padece. Para ello, se realiza en un primer lugar una limpieza bucal profesional y siempre se dan indicaciones al paciente para mantener una buena higiene.

Es muy aconsejable beber mucha agua,  la hidratación hace que la saliva mantenga el adecuado ph y lleva a raya a las bacterias. Mascar chicle sin azúcar también ayuda a producir más saliva y beber zumos de cítricos con lo que favorece para hacer que las bacterias no proliferen.

En cualquier caso siempre que notes cambios o modificación en la saliva, es muy importante que consultes con tu odontólogo ya que puede llevar consigo problema mayores.
En Omidental, contamos con los mejores profesionales que te aconsejarán si padeces este problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *