Odontología mínimamente invasiva

La odontología mínimamente invasiva es una metodología de trabajo que tiene por objetivo principal la máxima conservación de nuestros dientes y de todos los tejidos bucales. Es una práctica clínica novedosa que consigue sus objetivos médicos y estéticos mediante la prevención, el diagnóstico precoz y el uso de técnicas y tratamientos menos agresivos.

Este tipo de odontología es posible gracias a las innovaciones técnicas y a los materiales avanzados que se han desarrollado en los últimos años.

En OMIDENTAL queremos que nuestros tratamientos ofrezcan los mejores resultados sin que por ello haya que sacrificar una estructura oral sana o renunciar a conservar la dentadura original hasta una edad avanzada. Nuestro objetivo es trabajar para conservar al máximo las estructuras de soporte y el tejido vivo y sano del diente.

Esta disciplina nos permite dejar atrás tratamientos más agresivos (como los tallados que se hacían para las coronas de metal porcelana) y recuperar la forma, la función y la estética perdida en los dientes de manera más respetuosa y así conseguir la máxima conservación de los tejidos sanos. La odontología mínimamente invasiva va estrechamente ligada a los avances tecnológicos.

En cualquier tratamiento que realizamos procuramos ser poco invasivos y conservar la máxima estructura dental y de tejidos orales evitando dañar o eliminar tejidos sanos.

Utilizamos Biomateriales que se integren en la cavidad oral creando un impacto visual y biológico bajo y evitamos el uso de aquellos materiales que pueden provocar efectos secundarios.
La Comunicación y la confianza son muy importantes para nosotros. Como especialistas tenemos el compromiso de transmitir toda la información necesaria para prevenir patologías y para que puedas adquirir un compromiso proactivo con la prevención y el tratamiento de tus problemas. De esta manera podemos desarrollar todo tipo de protocolos para favorecer el diagnóstico precoz y prevenir futuros problemas.

Gracias a los últimos materiales biocompatibles, dispositivos y técnicas, podemos conseguir los mismos o mejores resultados con un coste biológico mucho menor.

En Omidental contamos con sistemas de diagnóstico avanzados que nos permiten obtener imágenes de alta calidad, nítidas y detalladas del estado previo de la boca y de los dientes, sin que por ello tengamos que hacer una prueba invasiva ni provocar un exceso de radiación.

La innovación de este tipo de aparato de radiografías reside en que obtenemos imágenes radiológicas con una alta definición y detalle, con un nivel muy bajo de radiación.

Por otro lado, el desarrollo de la bioingeniería ha sido clave para practicar una odontología menos invasiva. Ahora podemos trabajar con biomateriales que nos permiten restaurar los tejidos dañados de una forma más natural, en contraposición al uso tradicional de materiales más contaminantes.

Entre estos materiales se encuentran los composites libres de bisfenol de la marca GC

Garantía de Composite Libre de Bisfenol A

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros

Ventajas de la Odontología Mínimamente Invasiva

  • Identificamos y evaluamos con anticipación los factores de riesgo de padecer una enfermedad bucal para poder prevenirla.
  • Algunas lesiones de los dientes pueden ser detenidas o reparadas gracias a las técnicas de remineralización y de infiltración, evitando de esta manera el tener que hacer un empaste
  • Cuando un diente está dañado el tratamiento consiste en eliminar la menor cantidad de tejido dental . Intentamos conservar todo el tejido sano para que el diente se debilite lo menos posible
  • Para ello se realizan cavidades pequeñas empleando instrumentos manuales la mayor parte del tiempo. Esto produce menos molestias ya que hay menos presión, calor, vibración y sonido durante el tratamiento.
  • Con esta técnica conservadora y no agresiva, en muchas ocasiones, no será necesario anestesiar.

Técnicas de odontología mínimamente invasiva

Existen diversas técnicas que forman parte de la odontología mínimamente invasiva y que son fruto de la investigación científica y la innovación de los últimos años.

Remineralización

La desmineralización sucede cuando hay una pérdida de minerales en el esmalte que puede estar provocada por un exceso de placa bacteriana, por una acidificación del pH (provocada por un consumo elevado de azúcares) o por una déficit de secreción salival; y provoca que el esmalte se debilite y que sea más propenso a desarrollar patologías, como las caries. Podemos combatirla con un tratamiento remineralizador, principalmente basado en aportar al diente los componentes perdidos para quesmalte recupere su mineralización. La remineralización es un tratamiento preventivo que nos permite evitar patologías y, por tanto, forma parte de la filosofía de la mínima invasión.

La abrasión por aire

La abrasión por aire es una manera de tratar caries sin tener que anestesiar ni utilizar instrumentación mecánica como las turbinas. Es una técnica muy poco invasiva y con resultados muy positivos, especialmente en niños. El procedimiento consiste en usar aire a presión que expulsan diminutas partículas que provocan una abrasión en la zona de la caries eliminándola. Después de este procedimiento es necesario restaurar el diente con una obturación de material biocompatible.

Selladores dentales

Los selladores son un tipo de fundas fabricadas en resina que se aplican sobre los molares y premolares. El objetivo de los selladores evitar que los restos de comida y de placa bacteriana se acumulen en los surcos de los dientes impidiendo que las bacterias puedan aprovecharlos para crear las reacciones químicas necesarias para provocar una caries. Con un procedimiento sencillo se aplica un material fotopolimerizable sobre la cara oclusal de molares y premolares, que rellena los espacios más profundos de la anatomía dental. Es un tratamiento preventivo muy recomendable para mantener los dientes de niños y adultos libres de caries.

Ortodoncia mínimamente invasiva

Las técnicas de alineación dental de la ortodoncia mínimamente invasiva no requieren el uso excesivo de fuerza o de dispositivos externos. Son técnicas gracias a las cuales el número de visitas y la duración de las mismas se reducen. Nos proporcionan una gran mejora de la higiene dental y mayor estética que los brackets convencionales.

Entre ellas se encuentra la ortodoncia Invisalign y la ortodoncia de baja fricción Damon o Tip-edge.

El uso de un escáner digital con estos sistemas de ortodoncia tiene grandes ventajas y pueden proporcionarnos la posibilidad de realizar un estudio asistido por ordenador que nos muestra cómo quedarán los dientes alineados en su correcta posición y cómo quedará la sonrisa después de realizar el tratamiento.

Carillas con mínima preparación dental

Las carillas son una lámina de material fino que se utiliza para cubrir la parte externa de los dientes y restaurarlos estéticamente. Este tipo de materiales nos permiten rehacer la forma, cambiar el color, ocultar imperfecciones y defectos, etc., sin tener que modificar el diente en sí mismo. Es un procedimiento estético muy poco invasivo, que se superpone sobre la superficie externa sin tener que dañarla y nos ofrece resultados espectaculares.

Existen varios tipos de carillas: las carillas de composite sin bisfenol, las carillas de porcelana y las carillas Lumineers (carillas ultrafinas de unos 0,3mm de grosor. Se distinguen de las carillas convencionales en que no es necesario tallar el diente, por lo que no se requiere anestesia).

Incrustaciones dentales

Las incrustaciones dentales nos permiten recuperar la estructura y la funcionalidad de los dientes dañados, especialmente después de una endodoncia, cuando la pieza dental presenta una fractura o cuando presenta un tamaño insuficiente.

Las incrustaciones nos ayudan a preservar al máximo la estructura sana del diente, evitando las reducciones dentarias (tallado dentario) que se realizan en tratamientos más agresivos como las coronas dentales.

A partir de un molde de la boca del paciente, se fabrican las incrustaciones en un laboratorio con la tecnología CAD-CAM y posteriormente se cementan en los dientes afectados.