Salud Bucal y Síndrome de Down

¿Cómo cuidar tus implantes dentales?
27 octubre 2017
Salud bucal y Navidad
17 diciembre 2017

Salud Bucal y Síndrome de Down

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LOS CUIDADOS BUCALES PARA PERSONAS CON SINDROME DE DOWN

Primeramente, se debe aclarar que aquellas personas que presentan el síndrome de Down pueden llegar a realizar las mismas labores que el resto de los individuos, sin embargo, en el entorno de la salud bucal ellos requieren algunos cuidados especiales. Esto ocurre como consecuencia de presentar anomalías características en la morfología craneofacial y en la boca, por lo cual son más propensos a sufrir o padecer diversos problemas referentes a este aspecto.

En estos individuos pueden aparecer diversas variaciones respecto a los aspectos que ya hemos mencionado. Sus maxilares superior e inferior son más pequeños de lo común, sus dientes temporales o inclusive los permanentes también lo son y de igual manera, su lengua puede presentar un tamaño mayor, todo esto en comparación con un desarrollo de características en aquellas personas que no presentan el síndrome de Down.

La saliva de aquellas personas que presentan síndrome de Down, contiene un mayor nivel de pH, y también de sodio, calcio y otros componentes, en conjunto con una disminuida velocidad de secreción. Por las razones que hemos mencionado, estos individuos son especialmente propensos a sufrir de enfermedades bucales, como lo son caries o inflamación en sus encías.

Al conocer todo esto, existen una serie de recomendaciones que pueden ayudar a prevenir lo más posible cualquier enfermedad bucal futura.

  • Seguir una dieta variada: al ingerir alimentos de los distintos grupos, podrán asegurarse de consumir todos los nutrientes y minerales necesarios. Además, esto evita el consumo de los azucares refinados.
  • Inculcar los hábitos de higiene lo antes posible
  • Familiarizarse con la visita al dentista: realizar visitar periódicas cada 6 meses para conocer sus avances es una excelente opción.
  • Acudir al ortodoncista entre los 6 u 8 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *