Medidas preventivas para terminar con la sensibilidad dental

Gingivitis: ¿Qué es? ¿Cuándo aparece? ¿Qué cuidados hay que tener?
1 agosto 2019

Medidas preventivas para terminar con la sensibilidad dental

Hoy desde Omidental te acercamos algunas de las principales claves para terminar con la sensibilidad dental que puede llegar a afectar tu calidad de vida y que son reconocidas por las principales profesionales de la odontología.

En la actualidad se han podido identificar muchas enfermedades que pueden presentarse en la boca, trayendo graves y desagradables efectos. La sensibilidad dental, es sin dudas una de las que más afecta a personas de todas las edades, manifestándose a través de “puntadas” o molestias generalizadas que son muy incómodas.

En algún momento todos hemos sufrido de ello y es un problema que deriva de la retracción de las encías y del desgaste del esmalte de nuestros dientes. Afortunadamente existen tratamientos para contrarrestar esta desagradable molestia de manera profesional y de la mano de un especialista.

Pero, ¿Sabes en qué consiste la sensibilidad dental? 

Hoy en día una de las principales molestias que las personas pueden presentar en sus dientes es sin duda alguna la sensibilidad dental, reportada en una gran parte de los pacientes que se acercan a Omidental. Esta se puede manifestar al consumir algún alimento o bebida que esté fría o caliente en igual intensidad.

Se produce principalmente debido a la pérdida de la capa que rodea los nervios de nuestros dientes, producto del desgaste del esmalte que lo rodea. Este puede ir colocándose más delgado con el paso del tiempo, lo que genera obviamente una menor protección al nervio y la exposición natural a los cambios térmicos.

Entre las principales causas de la sensibilidad dental están las siguientes: retracción de las encías que es cuando nos cepillamos de una manera inadecuada o por la edad del paciente, consumo de bebidas ácidas que con el paso del tiempo van erosionando el esmalte, haciendo que cada vez el nervio del diente esté menos protegido.

Otra de las causas es el rechinamiento de los dientes, el cual puede desencadenar en sensibilidad dental no sólo en uno, sino en todos los dientes. El cepillado de manera incorrecta, enfermedades en las encías y dientes quebrados, pueden ser otras de las causas.

Para contrarrestar los desagradables efectos de la sensibilidad dental, lo primero que debemos hacer es identificar que lo provoca, recordando que siempre los especialistas podrán diagnosticar de manera rápida y certera sus orígenes.

De igual manera, existen otras recomendaciones para evitar o tratar la sensibilidad dental, tales como: el uso de un cepillo dental que tenga cerdas suaves, cepillarse correctamente, evitando así la retracción de las encías, así como la abrasión del esmalte dental con pastas dentales muy agresivas.

Utiliza cremas dentales especiales para tratar la sensibilidad, o simplemente acércate a Omidental y te contamos que tratamientos son los adecuados para reforzar el recubrimiento dental y terminar con la sensibilidad.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *