Periodoncia

La periodoncia es la especialidad de la odontología que se dedica a la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades de las encías y de los tejidos que dan soporte a los dientes.

El enrojecimiento y especialmente el sangrado al cepillar los dientes, son signos de inflamación de las encías. Esta comienza como una "gingivitis", pero puede evolucionar a una "enfermedad periodontal" y ocasionar la pérdida de los dientes.

Por eso es muy importante el tratamiento del problema lo antes posible y la prevención.

Gracias a la periodoncia podemos ayudarte a tener una boca saludable sin inflamaciones gingivales, sin sangrado al cepillado o halitosis, evitando así la pérdida de piezas dentales.

La salud de los tejidos de soporte de los dientes (encía, ligamento alveolar-dental, cemento de la raíz, hueso alveolar) resulta de un estado de equilibrio biológico continuo entre las bacterias presentes en la placa y las defensas inmunitarias del cuerpo. Cuando falta este equilibrio, se produce la enfermedad periodontal.

Las enfermedades periodontales incluyen un grupo de enfermedades que afectan a estos tejidos de soporte y que, si se descuidan, conducen a la pérdida de dientes. Se pueden distinguir ampliamente en superficial (gingivitis) y profunda (periodontitis).
La causa de estas patologías es, por lo tanto, principalmente de origen bacteriano; se ha demostrado ampliamente que la falta de suficiente higiene oral causa gingivitis en todos los sujetos, mientras que la aparición de periodontitis también requiere una predisposición individual (genética).

Las enfermedades periodontales no se curan espontáneamente y, si no se tratan adecuadamente, pueden conducir a la pérdida prematura del diente. Por tanto, es posible llevar a cabo una prevención primaria eficaz de las enfermedades periodontales. Los estudios clínicos también muestran que la mayoría de los pacientes que padecen enfermedad periodontal mantienen la vida de sus dientes si realizan una terapia adecuada y, sobre todo, si trabajan junto con el odontólogo e higienista en controles periódicos siempre es posible ralentizar la progresión de la enfermedad.

¿Te gustaría visitar nuestra clínica? Solicita tu cita ahora

Cirugía Oral

La cirugía oral incluye extracciones simples de dientes permanentes comprometidos o restos de raíces o dientes deciduos o dientes incluidos en el hueso.

La cirugía endodóntica también se realiza para eliminar las lesiones perirradiculares en los dientes que de otro modo no se pueden tratar.

La cirugía preimplantaria o pre-protésica también es de gran importancia, con el objetivo de corregir los defectos de los tejidos blandos y duros para la colocación del implante (elevación del seno maxilar, reconstrucción ósea guiada, reconstrucción de los tejidos blandos y duros), preoperatorio. Ortodoncia dirigida a la desincorporación de elementos incluidos.

¿Qué es la periodontitis?

La periodontitis es una enfermedad infecciosa-inflamatoria crónica que afecta los tejidos de soporte del diente.

Clínicamente se manifiesta con retracción gingival, sangrado, encías inflamadas, abscesos recurrentes, halitosis, movilidad dental…

Hay personas que pueden estar más predispuestas por razones genéticas o por la presencia de factores de riesgo como la placa bacteriana y el cálculo en grandes cantidades, el tabaquismo y la diabetes.

Representa una patología crónica con una alta incidencia en el 30-40% de la población y en formas graves en el 10-15%.

Debuta con una gingivitis que es una enfermedad inflamatoria reversible que afecta los tejidos superficiales que se limitan a la encía y que si no es tratada a tiempo se convierte en una periodontitis que es una enfermedad irreversible que afecta los tejidos profundos y se manifiesta con un aumento en la profundidad del surco gingival que forma las bolsas periodontales, la pérdida de inserción y la reabsorción ósea.

La enfermedad periodontal generalmente da pocos síntomas y, por lo tanto, puede surgir y progresar en silencio. Por esta razón, es esencial someterse a revisiones regulares para poder detectarse precozmente en sus estadíos iniciales.

Cómo prevenirlo y curarlo

Para la prevención y el control de la enfermedad periodontal es importante someterse regularmente a sesiones de higiene bucal profesional, durante las cuales se realiza el estudio periodontal para verificar si hay bolsas periodontales para poder medirlas y ver su evolución en el tiempo.

Y tras el tratamiento también se precisa de una higiene bucal escrupulosa en el hogar, con cepillos dentales (de preferncia eléctricos) e interdentales, seda dental e irrigadores.

En algunos casos, hay una indicación para corregir los defectos periodontales a través de la cirugía de resección (cuyo objetivo es eliminar los defectos óseos para restaurar una anatomía correcta que puede mantenerse con el tiempo) o la cirugía regenerativa (que puede lograr regenerar el soporte periodontal perdido) o la cirugía plástica gingival (que le permite restaurar las condiciones anatómicas correctas de los tejidos blandos y restaurar la sonrisa a las proporciones armónicas correctas).
Omidental

Otros tratamientos

Dentista - Odontología restauradora

Odontología restauradora

Dentista - Fisioterapia oral

Fisioterapia oral

Dentista - Bruxismo

Bruxismo